viernes, 20 de marzo de 2015

Aries - Trabajo de Hércules: Las yeguas salvajes del Tracio

Tres importantes eventos celestes podrán apreciarse en el día de hoy:

- Lunación de Piscis a las 6:36 AM (hora Stgo., Chile 9:36 AM GMT). Sol y Luna en los 29°27' del signo, que al alinearse con los Nodos Lunares en esta oportunidad forma un
- Eclipse Total de Sol. 
- Equinoccio de Otoño en el Hemisferio Sur y de Primavera en el Norte: a las 19:46 (hora Stgo., Chile 22:46 GMT), el Sol entra en Aries, provocando el cambio de estación. Puedes leer nuestra publicación anterior sobre el tema Aquí

El Sol recorre el zodíaco en el período de un año, atravesando cada signo en un mes aproximadamente. El 20 ó 21 de marzo de cada año, el Sol entra en Aries marcando el año nuevo astrológico, ya que Aries representa "el primero" de los doce signos, símbolo del inicio, el arranque, la partida.

Para complementar material sobre los signos del zodíaco este año agregaremos las doce tareas de Hércules, como representante del espíritu humano y símbolo de lo que el héroe va aprendiendo de cada signo en sus doce trabajos. Existen distintas versiones sobre la relación de los trabajos de Hércules con el zodíaco, nos hemos nutrido principalmente de la que expone Alice Bailey.

¿de dónde vienen estos doce trabajos?

Hércules niño mata a la serpiente enviada por Hera
En la mitología griega Zeus, esposo de Hera, tras dejar embarazada a Alcmena -quien dará a luz a Hércules-, proclamó que el próximo hijo nacido en la casa de Perseo se convertiría en rey. Hera adelantó el parto de Euristeo, primo de Hércules, que nació a los siete meses de gestación, mientras que Hércules se quedará hasta los diez en el vientre de su madre. De esta forma Euristeo se convierte en el rey de Micenas. Cuando Zeus advierte lo que ha sucedido montó en cólera, pero su imprudente proclama siguió en pie. Hera hará de Euristeo su brazo armado, y será éste quien dará las órdenes a Hércules, enviándolo a recorrer el mundo y hacer frente a los peores peligros esperando que en un momento y otro sucumba ante ellos.

Estas tareas tienen origen divino, pues es Hera quien las encarga y simbolizan el impulso al desarrollo interior del individuo. Son prescritas por Euristeo que representa el mundo terrestre donde tendrán que cumplirse los trabajos.

Primer Trabajo de Hércules:

Las yeguas salvajes del Tracio

Gustave Moreau
Euristeo encarga a Hércules traerle las yeguas carnívoras de Diómedes, rey de Tracia. Éstas han sido criadas para la guerra y se alimentan de carne humana. Diómedes mantenía a las yeguas atadas con cadenas de hierro a unos pesebres de bronce y las alimentaba con las carnes de sus confiados huéspedes.

Hércules deberá traerlas vivas a Euristeo. "Con gritos de triunfo Hércules se lanzó, con arrogante confianza y seguridad de poder" (A. Bailey 1974). Así el trabajo empezó, con un Hércules adolescente con un entusiasmo ingenuo, ansioso por realizar la tarea, lleno de coraje, inexperiencia e inocencia en relación a que esto sería un servicio.

Para realizar esta hazaña Hércules se acompaña de su amigo Abderis. Juntos, rompen las cadenas, sacan las yeguas de los establos y escapan de su dueño logrando una gran ventaja. Sin embargo, antes de embarcar, Hércules impulsado por la ira y el orgullo, deja a Abderis al cuidado de las yeguas y regresa para castigar a Diómedes y sus soldados, haciéndolos caer en un canal que construye en ese momento para frustrar la persecución. De vuelta donde Abderis, se da cuenta que su amigo no fue capaz de cumplir sus órdenes y observa horrorizado que las yeguas lo han pisoteado y desgarrado su carne. En venganza por la muerte de su amigo, Hércules asesina a Diómedes y lo entrega a las yeguas para que se lo coman. Esto las calma momentáneamente, pero ha de capturarlas nuevamente para llevarlas solo a Micenas. Euristeo las dedica a Hera y las deja en libertad en el monte Olimpo, donde fueron devoradas por las fieras que vivían allí.

La forma en que Hércules enfrenta esta tarea, tan impetuosamente, sin medir las fuerzas necesarias, dejándose dominar por la ira y el orgullo, finaliza en dos pérdidas:  la muerte de su amigo Abderis y tener que capturar las yeguas nuevamente, pero la segunda vez solo. Debe aprender la verdadera lección de esta tarea, para poder pasar a la siguiente. Después del fracaso, recomienza con más madurez, mesura y estrategia. Sopesa las fuerzas con que se está batiendo y los recursos con que cuenta.  Esto es no ser tan incauto y arrogante y cerciorarse que la tarea está terminada. Tiene las fuerzas necesarias y la competencia para ello, pero debe planificar y usar los dones de la mente en el trabajo, no sólo el cuerpo. Debe vencer al impulsivo dios de la guerra interno que se va a pelear y abandona a su aliado Abderis, que era más débil físicamente.

Alice Bailey relaciona este trabajo con Aries debido a la actitud de Hércules en esta tarea y su fracaso inicial, el impulso de empezar, de crear y de recomenzar. En este signo empieza el sendero en el cual se toma la forma y se la domina, en él asimismo empieza el camino del desarrollo interior y la integración para llegar a ser un individuo único y diferenciado.