lunes, 22 de agosto de 2016

Virgo - Hércules y "El cinturón de oro de Hipólita"

Hoy a las 13:39 Hrs., el Sol entra en Virgo (Stgo., Chile 16:39 GMT). Puedes leer la publicación anterior sobre el signo aquí.

El trabajo de Hércules relacionado con el signo de Virgo se conecta con el cinturón de oro de Hipólita.

El rey Euristeo tenía una hija llamada Admete a quien siempre le había consentido todos sus caprichos. Fue ella quien le pide a su padre que ordene a Hércules traerle dicho cinturón.

Hipólita era la reina de las amazonas, una raza de mujeres que habitaban en la Capadocia y se dedicaban a la guerra mientras sus esposos cuidaban de la casa y de los hijos. Cuando nacía una niña la instruían en el arte de la guerra, pero si les nacía un varón lo sacrificaban en el altar de algún dios o lo recluían en la casa para que aprendiera las tareas domésticas.

Las amazonas eran tan hábiles en la guerra que habían derrotado a todas las tribus de los alrededores del mar Negro, en cuya región nunca se había conocido un ejército más poderoso y temible que el suyo.

Hércules zarpó de Micenas acompañado por algunos de sus mejores guerreros de Grecia y llegando a Temiscira, la capital del reino de las amazonas, acudió a ver a Hipólita en son de paz. La reina le ofreció un gran banquete y le explicó que el cinturón de oro que llevaba se lo había regalado Ares, el dios de la guerra. Valoraba mucho la prenda, pero quedó tan impresionada por la fuerza y belleza de Hércules que le entregó el cinturón en señal de amistad.

Hera irritada por lo fácil que le había resultado esta tarea a Hércules, se disfrazó de amazona y corrió la voz de que Hércules pretendía raptar a Hipólita.

Las amazonas engañadas empezaron a asaltar a los hombres de Hércules y éste pensó que Hipólita había querido tenderle una trampa. Sin esperar explicaciones, acuchilló a la reina. Los griegos ganaron la batalla contra las amazonas, con su reina muerta injustamente.

Pero esto dejó profundamente entristecido a Hércules y su ejército, no así a Admete. Luego, cuando iba nuevamente por las costas del mar, vio un monstruo del abismo sosteniendo entre sus mandíbulas a Hesione. No alcanzando a llegar vio como la serpiente marina se la tragaba, pero igualmente se lanzó en su ayuda. El monstruo furioso, abrió su boca y Hércules fue en busca de Hesione, encontrándola en lo profundo del vientre del monstruo. La tomó con su mano izquierda y la sostuvo estrechamente mientras con su fuerte espada abría su camino desde el vientre hacia la luz del día. Así la rescató, compensando su previo acto de muerte.


En este trabajo Hércules lucha con sus opuestos polares, mujeres.  Aquí él mató a la reina de las Amazonas, aunque ella le ofreció su cinturón con generosidad. y entonces él tuvo que rescatar a otra doncella, Hesione, del vientre de la serpiente marina, como compensación por la vida que él había tomado innecesariamente.  Hércules fracasó en comprender su misión espiritual, aunque logró sus objetivos.

Podemos pensar que el héroe llevado por el engaño e intriga, forma aparente, sin escuchar su corazón, sino sólo las palabras de otros, mata a su generosa anfitriona, más tarde reflexionando y lleno de dolor rescata a la doncella Hesione del vientre del monstruo, rescatándose a sí mismo del proceso de culpa y arrepentimiento con el que venía navegando.

Virgo sabe que el conocimiento y la espiritualidad son requisitos para su desarrollo, pero también sabe que ese conocimiento no es suficiente y que debe llevarlo a los hechos, al mundo de las acciones.  Virgo es llamado la diosa de la virtud o del vicio. Pero la raíz significativa de vicio es "volver ineficaz", lo para Virgo es negar todo el propósito del signo.

 La raíz de "virtud" es la palabra latina "vir" que significa "fuerza", "hombre", como en "virilidad". "Cada uno debe conocer la vileza de cada uno y aún seguir amando".

Es en Virgo, después de la completa individualización en Leo, que se da el primer paso hacia la unión de espíritu y la materia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario