viernes, 5 de octubre de 2012

Saturno entra en Escorpión

Saturno
Mañana 6 de octubre de 2012 entrará Saturno en el signo de Escorpión y saldrá definitivamente el 19 de septiembre de 2015, continuando su camino por el signo de Sagitario. Durante dos años y medio su energía activará inevitablemente movimientos transformadores tanto en lo personal como en lo colectivo. La combinación de Saturno y Escorpión -dos energías muy potentes- intensificará aún más todo lo que deba transformarse.

Mito griego de Saturno

Para los griegos, Saturno o Cronos, era el dios del Tiempo, que había reinado en la llamada Edad de Oro sobre la Tierra. Era el hijo menor de Urano, dios del Cielo y Gea, diosa de la Tierra, y pertenecía a la generación de titanes que a causa de su imperfección y fealdad carnal habían sido enviados por su padre a la región subterránea del Tártaro, donde compartían suerte con sus hermanos cíclopes y hecatonquiros (gigantes de cien brazos).

Saturno - P.P.Rubens
Saturno, sin embargo, fue llamado por su madre Gea para derrocar a Urano y liberar a toda la progenie exiliada.  Con ese fin le entregó una guadaña afilada y cuando Urano se posó como de costumbre sobre la Tierra para dormir, el futuro dios del Tiempo aprovechó ese momento para castrarlo y arrojar sus genitales seccionados al mar, del que nacerían Afrodita y las Erinias.  Pero antes de morir a consecuencia de la mutilación, Urano predijo que Saturno también habría de ser depuesto por uno de sus hijos.  El nuevo soberano desposó a su hermana titánide Rea y tuvo una abundante descendencia:  Poseidón, Démeter, Hera, Hades y Hestia, a quienes engulló por miedo a la profecía, pero el sexto, Zeus Júpiter -salvado por su madre-, lo derrocó con la complicidad de Rea, los cíclopes y los hecatonquiros.

Como dios del Tiempo llegó a presidir el paso ordenado de las estaciones, el nacimiento y el crecimiento seguido de la muerte y el renacimiento. Cuando fue desterrado se refugió en las Islas de los Bienaventurados, donde se dice que duerme aguardando el comienzo de una nueva Edad de Oro. 

Simbolismo de Saturno


Cronos-Saturno es una divinidad que así como encarna el sentido del tiempo, se rebela contra éste al punto de ser destronado y volverse sabio en la soledad y el silencio. Simboliza, por ende, la paciencia, la perseverancia, la resistencia y la solidez,  pero también los términos y finales. Sus lecciones se aprenden mediante la limitación, la contracción, la restricción, la disciplina y el auto-sostén, ya que es un titán –hijo de la Tierra- que no abandona su naturaleza para convertirse en soberano. Al contrario, se sobrepone a la carencia del Tártaro donde ha sido abandonado por su padre y, gracias a la ambición que lo moviliza, sobrevive hasta alcanzar su objetivo y convertirse en líder de sus pares. Pero las dificultades subrayan a la vez en él  el miedo y la inseguridad frente al futuro. Engulle con crueldad lo mejor de sí mismo (sus hijos) y se entrega al desaliento y la frialdad hasta que la misma ley del Tiempo que lo ha llevado a reinar lo vuelve triste y melancólico. Es así como Saturno, pone en marcha un proceso de maduración, para lograr alcanzar una estructura sólida, ayudando a concretar, a realizar, a dar forma y a conservar. Otorga la capacidad de asumir responsabilidades y de soportar dificultades. Nos confronta con el paso del tiempo y las consecuencias de nuestros actos, que conduce al descubrimiento de que la auténtica libertad solamente existe cuando practicamos el auto-gobierno y la auto-disciplina y así podremos impedir el tener que someternos involuntariamente a la ley o al destino.

Simbología de Escorpión

Tanto Saturno como Escorpión poseen mala prensa. Escorpión, signo de agua fijo y que tiene analogía con la Casa VIII,  habla tanto del agua inmóvil, fétida de los pantanos, como del agua viva o lava volcánica.

Escorpio
Se encuentra bajo la regencia de Marte y de Plutón, el Príncipe de las tinieblas", símbolo de las profundidades, de nuestras zonas infernales, dios de la destrucción. Alude a los impulsos e instintos más profundos y terribles del ser humano que anidan a nivel inconsciente, aquellos que ocultamos al exterior e incluso a nosotros mismos. Signo enigmático,  misterioso, psíquico, pasional, sutil y reservado, que indaga, investiga y descubre. Un signo de guerra, de lucha extrema como asimismo de la transformación, la alquimia, la muerte y también del renacimiento y la vida. Aquí encontramos las obsesiones, el deseo, la tentación, la penetración, las angustias, los secretos, lo oculto, el fanatismo y también la iniciación.

Escorpión tiene que ver con la intensidad y Saturno aquí, con una tremenda determinación, resistencia y persistencia. El fin justifica los medios. Saturno quiere estar a cargo de todo lo que pueda controlar y a Escorpión no le gusta someterse al control de los demás. Muchos rasgos típicos de Saturno tienen similitud con Escorpión: constancia, resistencia, perseverancia, planeamiento cuidadoso, acción comprometida, rigidez y resistencia al cambio.  Saturno en Escorpión tiende a dominar o inhibir las pulsiones instintivas del signo. Acentúa el control y puede, por lo tanto, exagerarlo y también aumentar el poder de concentración. La naturaleza represiva de Saturno puede intensificarse como también el miedo a las transformaciones.

Efecto del paso anterior de Saturno por Escorpión - 1982 a 1985

Comenzó con una conjunción de Saturno Plutón en Libra (1982) que podemos asociar con la entrada de Saturno en Escorpión en 1983 donde permanece hasta el año 1985. Se relaciona con:
  •  Devaluación de la moneda y crisis económica.
  •  Aparición del  Sida.
  •  Poder de la dictadura y detenidos desaparecidos.  Cronología aquí.
  •  Terremoto de 1985 y otros sismos importantes.
Generalidades - Lo que se viene

Desde fines de Noviembre del año 2008, Plutón transita por Capricornio, signo regido por Saturno. Al entrar Saturno en Escorpión -signo regido por Plutón- se producirá una recepción mutua, significando un reforzamiento del poder de ambos planetas ya que éstos trabajarán en cooperación mutua. Además Saturno y Plutón van a un encuentro armónico (Sextil), que mientras dure ese aspecto, se pueden esperar acontecimientos potentes pero con resultados positivos, rápidos y con salidas eficientes. El poder de Plutón puede ser liberado paulatinamente, sin necesidad de la acumulación frecuente que luego irrumpe incontrolablemente. 
  • El severo Saturno en Escorpión exige cambios sociales estructurales, generando exigencias, como independencia real.  La autoridad y el Poder serán cuestionados.
  • Se restablecerá el orden para organizar mejor las manifestaciones de poder y se podrá observar una enorme firmeza para enfrentar problemas difíciles de resolver.
  • Sin embargo la sombra de estos dos planetas no es fácil y es bien probable que observemos los aspectos más oscuros como la manipulación, corrupción, asesinatos, abuso de poder y destrucciones varias.
  • El mundo enfrentará nuevamente una prueba de desposesión, antes de la constitución de nuevos valores destinados a remplazar lo que está llamado a perecer.
  • El sexo es un tema de Escorpión por lo que es probable que nuevas enfermedades de transmisión sexual hagan su aparición, pero también que finalmente se logre un antídoto contra el sida. 
  • El monopolio de empresas farmacéuticas tendrá también que transformarse.
Para Chile

Este tránsito ocurre en la Casa XII de su Carta Natal:
Carta Astral de Chile con tránsito de Saturno por XII
  • Seguramente seguirán apareciendo asuntos desconocidos para la opinión pública. 
  • Temas relacionados con la salud, los hospitales, la criminalidad y las cárceles, seguirán en el tapete sin tregua. 
  • Es probable que sigan apareciendo evidencias sobre lugares secretos de detención o exterminio. Pudiera ser que quienes, intimidados en aquella época en que trabajaron para la Dictadura, necesiten limpiar su conciencia y logren sanearse en lo personal y a la colectividad. 
  • Los asuntos relacionados con la pedofilia exigirán que las respectivas autoridades se hagan cargo de una vez por todas.
  • Disolución de las viejas estructuras del clero.  Mucho salió a la luz con Plutón en Sagitario.  Sin embargo ahora es necesario un cambio estructural en todas estas instituciones.
Más allá de la aprehensión que nos puede causar tanto Saturno como Escorpión, este tránsito debiera limpiar y transformar profundamente los asuntos ocultos y sombríos,  de manera de traer mayor madurez en lo personal y colectivo; terminar con el maquillaje y la evasión característica que hasta ahora ha sido la tendencia y -en el mejor de los casos- dejar el camino abierto para consecuencias trascendentales que experimentaremos cuando Saturno entre en Sagitario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario